10 de octubre de 2010

En noches como esta quisiera que estuvieras a mi lado, esperando amanecer. Sonriendo, llorando, sintiendo tus labios, queriendo detener el tiempo aquí. Yo no sé que tendrás pero jamás te voy a olvidar. Es cuestión de aprender a esperarte o marcharme. Yo no sé si sabrás pero aquí estoy muriendo de amor. En cada rincón guardan dolor los amantes. Tanto fingir, tanto amarse. La noche se queda sin luna ni estrellas, el cielo se vistió de amanecer. Sonriendo, llorando, extraño tus labios, quizás no te vea nunca más...

2 comentarios:

  1. Me re gusto! Como se nota que amas a tu novio!

    Pasate por mi blog de salud y comenta cuando quieras!

    Sarnilla

    ResponderEliminar